viernes, 31 de julio de 2009

Waki, Shibata & Luis


Pues después de perderme por Japón (por segunda vez en mi vida) esta mañana, he quedado esta tarde con gente a la que deseaba ver desde hace tiempo.
Han venido a verme Shibata y Waki y nos hemos ido a pasear por Kamata, el Centro neurálgico de Oota-Ku. Ha sido muy emocionante volverlos a ver. Me decían ¿eres de verdad?

Lo más gracioso ha sido cuando nos ha parado un hombre de una sala de juegos, que nos ha regalado 20 monedas a cada uno para poder jugar en la sala a las máquinas tragaperras. Y vaya si tragan, las hemos perdido en cuestión de minutos, pero ha sido gracioso, ninguno de nosotros había jugado nunca.



Después de eso Waki ha tenido la cordial y delirante idea de dejarme su Playstation 3 la cual he puesto encima de mi neverita. No creo que la use casi nada, pero el detalle es gracioso, hemos jugado un ratete y luego nos hemos ido a cenar un rico Katsudon japonés.

Katsudon, Cerdo empanado con tortilla y cebolla y una salsa extraña sobre base de arroz

La Play de Waki. Ya veremos que hago con ella, porque estando en Japón lo último que me apetece es jugar... pero nunca se sabe.

Mañana nos vamos los 3 a Asakusa, el barrio mas antiguo de Tokyo!

---

El Kuonrin


Traducido literalmente significa Tumba de la Paz Eterna. El nombre parece de una peli de Indiana Jones, pero en realidad es una pila de piedras sagradas donde crece hierba, símbolo de la vida. Está destinado a los que no tienen tumba o muertos sin nombre.
Cuando me he perdido esta mañana he acabado ahí sin querer, y ante lo inmenso de esa cosa le he preguntado a una señora que estaba allí rezando.

1 comentario:

Merjan el Magnánimo dijo...

es maricon el Waki?
joder, menuda mariconada de color de la PS3, le faltan las jodidas lentejuelas de los putos maricones de mierda.
con respeto a Waki